martes, 4 de diciembre de 2007

Ben Webster llorando música

Desnudarse, es decir, quitarse las ropas delante de público puede ser más o menos fácil. Pero desnudarse desde dentro y enseñar las entrañas, las emociones debe ser bastante complicado y hasta vergonzoso.
Ben Webster, la rana, lo hizo de la forma más emotiva en esta interpretación de Old Folks, suspirando cada nota, tocando con el aliento más profundo, haciendo sufrir al saxo de tal forma que al final fue él mismo el que terminó llorando.
Lo duro de la historia, está en que unos momentos antes de salir a escena, informaron a Webster de la muerte de su amigo Johnny Hodges



1 Comentário:

cuñaski dijo...

Desnudarse es una manera de "liberarse" ciertamente, al menos puede ser el inicio para la liberación, pero enseñar las vergüenzas, las "impudicias" (como llamarían algunos ignorantes eruditos conservadores) con las que la naturaleza nos dotó, es solo aliviar una infima parte del peso con el que nos ha lastrado la sociedad.

Comparto la opinión de que es mucho más difícil, (me abstengo de usar imposible, pues si pudo ponerse la barrera puede derribarse), mostrarse por dentro, el contenido interior es mucho más íntimo, mas oculto, mas personal, mas vergonzoso, y, éste sí podría tacharse de impúdico para unos ojos tan ignorantes que no sepan que todos formamos parte de la misma naturaleza, que nieguen que lo que ven en el otro, podrían encontrarlo en su mismo interior si quisiesen buscarlo con el mismo ahinco con el que buscan en los demás. La liberación total debería ser algo global, algo, per se, imposible, y digo imposible hoy día, por culpa de esos ojos mirones que, buscan mofarse de los aspectos de los demás que ellos tratan de esconder en lo más íntimo de su letrina interior.

el escarabajo en el muladar © 2008. Template by Dicas Blogger.

TOPO